Publicado el Deja un comentario

Mi madre tiene problemas de memoria. Un caso de enfermedad de Alzheimer

mi madre tiene problemas de memoria

Mi madre tiene problemas de memoria. Un caso de enfermedad de Alzheimer. Este ejemplo me gusta mucho.

La familia tenía un gran miedo al diagnóstico.

Pero les expliqué al inicio que haría varias cosas para mejorar todo lo que podía la situación de esta mujer, y así fue. No todo con medicación. Hay temas muy importantes, que en conjunto hacen que la salud de la persona mayor mejore.

El inicio

Sonia tiene 79 años, es una persona muy sociable y le gusta el mundo del arte.

Como vive en el centro de Madrid, va todas las semanas al cine, al teatro, a museos.

Queda con amigas para el brunch, a comer, a merendar. El fin de semana tampoco para.

Un día se cayó en la calle y la llevaron al hospital en ambulancia.

En urgencias acudieron los hijos y se dieron cuenta que su madre contó una historia de lo que había pasado… y a la media hora no lo recordaba…. así que les contó otra historia finalmente.

Al otro día, en casa, todo volvió a la normalidad. Pero la familia no olvidó este detalle.

Cambio de domicilio

Al mes se fueron a la playa. Ella, el marido, los hijos y los nietos.

Sonia, en esa casa que conocía desde hacia más de 4 décadas: se perdió dentro y fuera de casa.

No sabía dónde estaba el baño, ni la cocina. Pero trataba de ocultarlo todo lo que podía.

Creo que lo hubiese conseguido… pero el incidente en urgencias había dejado en alerta a todos.

Entre ellos, le hicieron algunas preguntas muy sencillas y se dieron cuenta que no recordaba bien la casa, el día, el o el año actual.

Tampoco estaba segura de nombre de los nietos y me llamaron – Somos tal y tal, perdone que le llamemos con tan poco tiempo de antelación. Mi madre tiene problemas de memoria. Necesitamos una cita lo más pronto posible.

Primera cita

Cuando vi a Sonia, vi una persona muy alegre, con mucha energía, llena de vida.

Le pregunté por varias cosas y sin darle mucha importancia, le pasé una prueba cognitiva.

Lo que sucede es que a veces, el sentirte evaluado y no contestar bien… puede hacer que las personas pasen nervios o vergüenza. No fue el caso porque me esmero mucho para que no lo pasen mal.

Ese día retiré la medicación innecesaria y pedí varias pruebas.

Analítica

La analítica llegó después de 3 días. Tenía varios déficits. Sonia, entre amigos y museos, muchas veces se olvidaba que no había comido.

Es más, había bajado 10 kilos. Repuse todos los déficits de la analítica y esperé más pruebas.

Dos semanas después

Sonia había mejorado mucho, pero era evidente que tenía una Enfermedad de Alzheimer.

Descartamos una alguna enfermedad maligna.

Subió 2 kilos y comenzamos con un tratamiento específico.

Mi madre tiene problemas de memoria… un mes después

La familia cada día estaba más tranquila. Habían visto que su madre había mejorado y saber que habían actuado tan rápido, les dio paz.

Sonia había ganado 2 kilos más (y luego 2 más)

Cada vez que voy a verla, la veo mejor. Tiene un síndrome del ocaso, leve.

Pero el resto del día está bastante orientada.

Sigue saliendo, pero los amigos ya saben qué pasa y preguntan en casa por el tema de las comidas para que no vuelva a pasar el mismo suceso.

Con respecto al tratamiento no farmacológico: fijamos objetivos concretos

¿El Alzheirmer se puede revertir?

No, la enfermedad sigue su curso. Pero a veces no solo tenemos a esta enfermedad. Como cuento aquí, Sonia tenia

  • varias deficiencias en la analítica.
  • Tenia medicación que no necesitaba y favorecían las caídas y el deterioro cognitivo.
  • No hacia ejercicio físico. Tenía una alteración de la marcha.
  • Comía mal por el problema de memoria
  • Sonia había tenido dos fracturas y no tenía tratamiento antiosteoporótico. Así que solucionamos este problema de falta de tratamiento.
  • Tenía varias cosas (síndromes geriátricos).

La medicación que damos no es para deshacer la enfermedad. La solemos dar para que todo vaya un poco mas lento (a veces la damos por alteración de la conducta). Tiene varias contraindicaciones, por lo que no se lo ofrecemos a todos. Hay un pequeño grupo de pacientes en la que vemos esta mejoría. Pero en este caso en concreto, no solo dimos medicación para la E. de Alzheimer. Por ejemplo, casi al ir a dormir, Sonia comienza a repetir varias veces lo mismo. Pero en casa ven en conjunto, que ella va mejor.

Problemas de memoria… ¿Miramos hacia otro lado?

A veces, ante la misma situación

¿Qué te ha parecido este relato? Compártelo con quien lo necesite. ¿Te puedo ayudar?

Me puedes escribir a info@geriatriacontigo.com

un abrazo

Peggy Ríos Germán

Geriatra / Preventivista