El equilibrio en la persona mayor

Tabla de contenido

¿Te ayuda?

¡Compártelo!

El estudio de los problemas del equilibrio y de la marcha en la persona mayor puede ser uno de los retos mas importantes para un geriatra. Son muchos los factores que hacen que el equilibrio se mantenga o deteriore en una persona mayor. La alteración del equilibrio, puede producir una alteración de la marcha, caídas, fracturas y hospitalizaciones. La falta de equilibrio en la persona mayor es un problema familiar muy importante, dado que puede producir dependencia de terceras personas, institucionalización o una mayor mortalidad.

Pero es que además, el buen equilibrio en las personas mayores está influido en lo poco o mucho que los hayamos desarrollado en los primero años de vida y como lo hayamos mantenido a lo largo de los años.

El cuerpo nos pide desarrollar el equilibrio desde que tenemos poquitos meses

El orden natural de las cosas es que después de nacer automáticamente tratemos de desarrollar el equilibrio todo lo que podamos. Esto incluye desarrollar la musculatura del tronco y del resto de los órganos relacionados al equilibrio:

  • Con 6 meses nos sentamos
  • Luego gateamos.
  • Luego caminamos con una base de sustentación muy amplia
  • Luego saltamos
  • Jugamos fisicamente con otros niños
  • Nos encantan los parques y absolutamente todo donde hayan cosas donde podamos subir y bajar
  • Todo está orquestado para desarrollar nuestro equilibrio, porque de ello depende nuestra supervivencia básicamente. ¿Porqué? Porque el cuerpo saber que una alteración del equilibrio puede desencadenar en una caída que puede ser muy seria, a cualquier edad.

¿Qué hará un niño que no ha tenido oportunidad de hacer todo esto en el día? Tratará de saltar encima del sofá en su casa ¿Porqué? Porque son ordenes del cuerpo. Ya os he dicho que de eso depende su supervivencia.

¿Qué podemos hacer para ayudar a un niño a mejorar el equilibrio? Podemos ayudarle con patines, bicicleta, llevándoles a un parque y que haga todo lo que pueda hacer en el parque. Que suba que baje. Si queréis más información, os recomiendo este libro «El niño bien equilibrado» de Sally Goddard Blythe. Con toda esta información, no nos sorprende que la Organización Mundial de la Salud recomiende el judo como el mejor deporte para los niños. Es un deporte donde se desarrolla el equilibrio y la capacidad de caer bien. «El judo no solo mejora la fuerza de lo músculos, la flexibilidad de los ligamentos, también desarrolla el equilibrio, la velocidad, la capacidad aeróbica y anaeróbica. Las técnicas del judo son importantes en la salud por su papel en la habilidad de caer. Estas habilidades son muy útiles en la vida diaria porque previenen de posibles fracturas en caso de una caída inesperada» escribe Waldemar Sikors, ex-entrenador de la selección nacional de Judo en Polonia.

Cuando tenemos más edad, podemos hacer los mismos deportes que he mencionado. Además podemos agregar pilates, yoga o tai-chi por ejemplo.

¿Qué es el equilibrio ?

El equilibrio es el sistema que nos ayuda a mantener el centro de gravedad del cuerpo en su base de apoyo. Tener un correcto sistema de equilibrio nos permite ver y planificar nuestro siguiente paso, percibir el movimiento, identificar la orientación respecto de la gravedad, determinar la dirección y la velocidad del movimiento y realizar ajustes posturales automáticos para mantener la postura y la estabilidad en diferentes situaciones y no caernos.

Órganos involucrados en el equilibrio

El equilibrio podemos ver a casi todos los órganos del cuerpo

  • Los ojos nos indican el siguiente paso se hará en una superficie plana, inclinada, etc.
  • Los oídos internos, en el sistema vestibular, captan las aceleraciones y desaceleraciones lineales o rotatorias a las que estamos expuestos. 
  • La audición capta sonidos para adoptar la posición adecuada de acuerdo al origen del mismo.
  • Las articulaciones y receptores de presión y tacto de pies y manos perciben las sensaciones tactiles profundas (propiocepción).
  • Toda esta información está orquestada con el cerebro y el cerebelo.
  • Además, el resto de órganos tienen que funcionar correctamente, es decir, una insuficiencia aguda del corazón o de los pulmones por ejemplo, harán que todo este sistema no se desarrolle adecuadamente.
  • Es maravilloso, si me preguntáis por casi cualquier órgano o sistema, les podría decir cómo su alteración podría influir en un buen equilibrio.

Consulta de trastorno de la marcha, equlibrio y caídas en las personas mayores

En las consultas generales de geriatría, en consultas específicas de caídas o en Unidades de Caídas, los geriatras vemos los trastornos de la marcha, el equilibrio y caídas. La Sociedad Americana de Geriatria y la Sociedad Británica de Geriatría, recomiendan que las personas que deben ser vistos por un geriatra

  • Personas que se han caído dos veces en un año
  • Personas que se han caído una vez en el último año y que han necesitado asistencia sanitaria
  • Personas que sienten que tienen alguna alteración de la marcha o del equilibrio sin haber tenido una caída previa.

¿Porqué?

Porque estos problemas están relacionados a

  • Dependencia fisica
  • Mortalidad
  • Hospitalizaciones
  • Institucionalización, etc.

Qué vemos al estudiar una caída

Me parece que es un tema muy amplio, pero como veis tenemos que ver todos o casi todos los órganos y sistemas.

  • Hacemos una historia clínica especifica que se llama historia de caídas si han habido caídas,
  • Esto dentro de la valoración geriátrica integral
  • Es muy importante revisar la medicación
  • Descartar los grandes síndromes geriátricos
  • Vemos sistemas por sistemas, por ejemplo en la parte de cerebro, hacemos una buena historia clínica, exploración física, a veces una evaluación rápida o una mas exhaustiva de las funciones superiores. Podemos hacer un TC o RMN de cráneo si lo vemos necesario y así con cada órgano y sistema
  • Hacemos una analítica según nuestra primera evaluación y damos las recomendaciones oportunas
  • A veces, recomendamos a la persona mayor un Centro de Día del hospital para que nuestros compañeros sigan con el estudio (terapia ocupacional, geriatra, enfermera, fisioterapeuta, trabajadora social).
  • Muchas veces, por lo que nos contáis, existe un problema de desuso (se ha dejado de hacer actividades habituales) por una caída, por una hospitalización o por un medicamento que nos provoca efectos secundarios.

Etc.

Como veis, es un tema muy amplio, donde hay que saber mucho de medicina y mucho de geriatría. El estudio y tratamiento de caídas es una de mi grandes pasiones. Una cosa más, no todos desarrollamos la misma capacidad de equilibrio. Como veis, volviendo nuevamente al equilibrio, depende mucho de cómo lo hemos desarrollado en los primero años y también, de cómo lo hemos mantenido en las siguientes décadas.

un abrazo

Peggy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *